div id='fb-root'/>

viernes, 9 de junio de 2017

#COCHRANE Extraño caso de menor de 8 meses que pesa 18 kilos desconcierta al mundo

Especialistas creen que hay una condición genética, mientras que su padre pide ayuda para resolver rápido la situación de su hija, pues teme los efectos asociados a la obesidad.

SANTIAGO.- Camila nació en Concepción, en la Clínica Universitaria, pese a que sus padres se establecieron en Cochrane, Región de Aysén. Una de las razones para trasladarse allí fue que se preveía que pesaría entre 3,8 y 4 kilos, por lo que la contextura pequeña de la mamá que tiene familiares en Tomé (Biobío) podía complicar las cosas, según Matías Sanhueza, papá de la guagua.

Fue solo una precaución, porque el parto fue normal y pronto se llevaron a su hija recién nacida a la Patagonia, consigna "El Mercurio". Sin embargo, a partir del segundo mes de vida comenzó a aumentar de peso de manera muy rápida. "Fue subiendo unos dos kilos al mes", cuenta Matías. La menor cumplió 8 meses el lunes, pero mide lo que una niña de dos años (82 cm) y pesa lo que una de cinco, según la tabla de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud, pues llega a los 18 kilos. Sus padres están asustados.

Sanhueza cree que están en una carrera contra el tiempo. "Tenemos que solucionar el problema de nuestra hija, y hay que hacerlo pronto", dice, pues teme que sufra en un corto plazo las enfermedades asociadas a la obesidad. Y más aún considerando que se alimenta exclusivamente con leche materna. “Apenas unas dos o tres cucharadas de verduras nos aguanta", asegura el papá. Sin embargo, hasta ahora, los esfuerzos no han tenido resultados.

Han tratado a la niña en Concepción, donde vieron pediatras, endocrinólogos y genetistas; Valdivia, donde consultaron a un nutriólogo, y Santiago, donde el caso lo asumió la Red de Salud UC Christus, aunque sin un diagnóstico probable, hasta ahora. Matías Sanhueza es funcionario del gobierno regional de Aysén. Explica que ya no tiene vacaciones o permisos pendientes, pues todos los dedicó a buscar respuesta al problema de salud de su hija. Como esta requiere de médicos híper especializados, debe viajar desde Cochrane (a siete horas de Coyhaique), hasta uno de los grandes centros urbanos del país, para conseguir atención. Por ahora, asegura que pretende llevarla a Inglaterra, a que le hagan más pruebas genéticas con una médico interesada en su caso. Precisamente es en esa área donde se busca hoy una respuesta al comportamiento de su cuerpo. Carolina Garfias, pediatra endocrinóloga de la Clínica Universidad de los Andes, dice que "las obesidades genéticas o endocrinológicas son muy poco frecuentes, un 5% de los casos, y se tiene que sospechar cuando la obesidad es muy severa".

 Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, reafirma lo extraño del caso y asegura que "se podría tratar de un problema endocrino o genético y por el que es necesario continuar con los diagnósticos, especialmente guiados por un nutriólogo para controlar el alza de peso en cuanto al consumo de la leche materna". Sobre este último punto, Samuel Durán, presidente del Colegio de Nutricionistas, expone que "la leche materna exclusiva luego de los seis meses puede ser perjudicial. El cuerpo no recibe todo el hierro que necesita ni tampoco las proteínas", por lo que se produce un desbalance que debe tratarse. Pero puntualiza que de ninguna manera estos casos deben ser tratados con una dieta hipocalórica. Los 18 kilos que pesa hoy Camila no son inéditos, pero sí muy escasos a nivel mundial. Es comparable al de un niño indio, Chahat Kumar, conocido en 2015. La diferencia está en que aquel niño tenía un trastorno alimentario, al igual que Santiago, un menor colombiano cuyo caso se conoció en 2014.

emol.com


0 comentarios :

Publicar un comentario